Universidades integrantes


u.australu.australu.austral
Workflow: 
Published

Novedades

Antonio Maldonado Castro Alta cordillera del norte de Chile tiende a la aridez
Estudio paleoclimático, realizado por Centro de Estudios Avanzados en Zonas Áridas (CEAZA), Departamento de Biología, Universidad de La Serena y el Departamento de Biología Marina, Universidad Católica del Norte, sobre el Santuario de la Naturaleza Estero Derecho, en el valle Cochiguaz, comuna de Paihuano, revelan que durante 4.500 años la sequía y la alta humedad, se han ido turnando.

Varios estudios muestran que el presente y el futuro no son muy buenos en cuanto a la disponibilidad de agua en la Región de Coquimbo. No obstante, además de las causas obvias del cambio climático actual, las características ambientales históricas de la región muestran que los polos opuestos, como la sequía y la alta humedad, se han turnando durante los últimos 4.500 años en los continentes y las altas montañas de la región.

Se realizaron estudios paleoclimáticos en el Santuario de la Naturaleza Estero Derecho, en el Valle de Cochiguaz, Municipio de Paihuano, Región de Coquimbo, donde se puede establecer que la vegetación y el clima no son constantes y han cambiado a lo largo del tiempo. La información ayuda a modelar y pronosticar las características climáticas de la región de Coquimbo en los próximos años.

El estudio definió tres periodos: desde el inicio de la secuencia, hace aproximadamente 4.500 años hasta 2.700 años atrás, las condiciones ambientales eran relativamente áridas y similares a las actuales. El Dr. Antonio Maldonado, agrega en este punto: “y a partir de este momento, comienza un segundo periodo, asociado a mayor humedad en el ambiente, el cual se acentúa entre 1900 y 600 años atrás”. La tercera etapa se inicia 600 años atras, las condiciones ambientales retornan hacia un ambiente relativamente árido. Maldonado Castro explicito “hasta llegar a la condición actual, previa a la megasequía” y agrega con énfasis que “también cambió la vegetación, aumentando la abundancia de especies vegetales ubicadas a mayor altura durante los periodos más húmedos; mientras que las especies vegetales ubicadas en niveles inferiores aumentaron también, pero en periodos de mayor aridez”.


EQUIPO DE INVESTIGADORES

AUTORES INSTITUCION
Cesar Mayta Centro de Estudios Avanzados en Zonas Áridas (CEAZA)
Antonio Maldonado Castro
  1. Centro de Estudios Avanzados en Zonas Áridas (CEAZA)
  2. Departamento de Biología, Universidad de La Serena
  3. Departamento de Biología Marina, Universidad Católica del Norte

Texto Completo

Fuente

Fuente 1
Alberto Ardid Segura Científico desarrolló sistema que permitiría predecir erupciones volcánicas
Después de más de 40 años estudiando los registros sísmicos de seis volcanes, el Mg. Alberto Ardid Segura, geofísico de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de Universidad de Chile, ha podido determinar los patrones de intensidad en los días previos a la erupción volcánica, mediante el uso de herramientas de machine learning. La investigación, promete ayudar a desarrollar sistemas de alerta temprana para este tipo de fenómenos naturales. Actualmente, Alberto Ardid Segura trabajan en un modelo para realizar predicciones en tiempo real.

Este es un estudio científico que podría cambiar los parámetros de la investigación sísmica y volcánica, ayudando de paso a los millones de personas en todo el mundo que viven con volcanes y en muchos casos sufren por sus peligros.

El sistema apareció en 2019, tras la erupción del volcán Whakaari. A partir de ese momento, Ardid Segura y su equipo, se dedicaron a analizar “40 años de registros sísmicos de seis volcanes diferentes: tres en Nueva Zelanda y tres en Alaska”. Alberto Ardid comenta: “Ahí aplicamos machine learning y nos encontramos con que los parámetros estadísticos son comunes entre diferentes volcanes y erupciones”, llegando a la conclusión que “existe un ciclo que aumenta su intensidad alrededor de 4 días antes de la erupción”.

Este descubrimiento debería permitir predecir tal fenómeno. Para ello, Ardid Segura y su equipo trabaja actualmente en un estudio “que permita analizar estos datos en tiempo real, que tenga la capacidad de detectar ese patrón y después potencialmente convertirlo en una suerte de probabilidad de erupciones en el futuro”.


EQUIPO DE INVESTIGADORES

AUTORES INSTITUCION
Alberto Ardid Segura Universidad de Canterbury
David Dempsey Universidad de Canterbury
Corentin Caudron Universidad Libre de Bruselas
Shane Cronin Universidad de Auckland

Alberto Ardid puntualiza “Trabajé en geisers, en Chile trabajé un año en El Tatio, pero ahora se dio esta oportunidad de trabajar con volcanes, me motivé y pudimos obtener buenos resultados”. Ademas, indica con fuerza que: “En la medida que podamos incorporar más volcanes chilenos en este análisis, tendremos más certezas de la utilidad y aplicabilidad que podría tener este método en el monitoreo de volcanes en Chile”



Texto Completo

Fuente

Fuente 1
Claudia Prieto Vázquez IA para predecir ataques cardíacos
Claudia Prieto Vásquez, académica de la Pontificia Universidad Católica de Chile y laureada por el Portal Research.com, ha desarrollado una destacada labor en el área de imágenes médicas cardiovasculares, utilizando inteligencia artificial, lo que permitiría detectar ataques cardiacos antes de que ocurran.

La enfermedad que bloquea las arterias coronarias reduce el flujo de sangre al corazón y puede causar desde dolor en el pecho hasta un ataque al corazón. Actualmente, el diagnóstico se realiza vía procedimientos invasivos, cateterismo cardíaco o radiografías.

Una de las opciones exploradas para la evaluación temprana del riesgo cardíaco es la resonancia magnética nuclear. Solo que este sistema tiene desventajas como la lentitud y la pérdida de calidad de imagen debido al movimiento de respiración. Aquí es donde el trabajo de la ingeniera Claudia Prieto Vázquez entra en escena.

Prieto Vásquez comenta que: “Investigo el área de imágenes médicas, especialmente por resonancia magnética, desde el punto de vista de la física y la ingeniería combinada con inteligencia artificial (IA) para mejorar su uso como herramienta de diagnóstico temprano y no invasivo”. Después de recibir su doctorado en Universidad Católica de Chile en el 2007, la Dr. Prieto ha trabajado en este campo durante 15 años, principalmente en el King's College de Londres. Y sobre ello declara: "Principalmente me dedico al área de las imágenes cardiovasculares; por ejemplo, estamos interesados en poder detectar si un paciente va a tener un ataque cardiaco o no lo más temprano posible."

A su vez establece que "El desarrollo de nuevas metodologías permite entregar información más completa de la enfermedad; permitirá además, automatizar varios procesos asociados al análisis de las imágenes para obtener el diagnóstico, así como la generación del reporte médico".


Claudia Prieto Vásquez es ingeniera civil de la Universidad Católica de Chile, donde obtuvo su doctorado en el año 2007. Del 2008 a 2011 fue estudiante de doctorado en King's College London (KCL), instituto de renombre mundial por sus estudios que condujeron al descubrimiento de la estructura de doble hélice del ADN. Hace diez años, la investigadora chilena se unió a la Escuela de Ingeniería Biomédica e Imágenes de KCL como profesor asistente, y en 2020 se convierte en profesor a tiempo completo.

Actualmente es directora de investigación e innovación en la Escuela de Ingeniería de la Universidad de Católica de Chile y profesora en el Departamento de Ingeniería Eléctrica de esa universidad. Además, desde 2021 es investigadora del Instituto de Matemáticas e Ingeniería Informática (IMC).

Research.com destaca a la Dra. Prieto Vásquez por:

Los campos de estudio por los que es más conocida:

  1. Imágenes por resonancia magnética
  2. Inteligencia artificial
  3. Visión por ordenador

Sus publicaciones más frecuentes se centran en estos campos:

  1. Inteligencia artificial
  2. Visión por ordenador
  3. Calidad de imagen



Fuente

Fuente 1

Fuente 2
Dr. Ricardo Soto-Rifo Hallazgo científico podría conducir a un nuevo tratamiento para el VIH
Dr. Andrés Escala Astorquiza, Departamento de Astrofísica de la Universidad de Chile, mediante este estudio establece la relación existente entre el oxígeno, la temperatura y la energía necesaria para sustentar la vida de una persona a lo largo de su existencia.

Dr. Escala Astorquiza comenta: “relacioné directamente la esperanza de vida en todos los organismos vivientes con su sistema respiratorio. Si bien la idea de que el metabolismo está relacionado al envejecimiento viene dando vuelta hace mucho tiempo, no había una fórmula concreta y válida para todo tipo de organismos, como la que se presenta en este trabajo y propongo evidencia a favor”, si bien es cierto que la razón por la cual los organismos envejecen y finalmente mueren sigue siendo un gran misterio, sin embargo en este estudio podemos encontar una explicación.

Andrés Escala explicita que: “El descubrimiento -en concreto- es que todos los organismos vivientes, desde más sencillos como los amebas, hasta grandes mamíferos como elefantes o la ballena azul, consumen a lo largo de su vida aproximadamente la misma cantidad de energía por gramo que lo constituye, pero solamente tras corregir dicho consumo por temperatura y por el número de latidos en cada ciclo respiratorio”.

Esto significa que, de acuerdo con el formalismo propuesto por Escala, el ciclo respiratorio (por ejemplo, el tiempo que tardan los humanos en inhalar y exhalar) debería ser aproximadamente el mismo para todas las especies, por lo que a dicho número de ciclos respiratorios que tienen en común todos los organismos vivientes, se le podría llamar “el número de la vida”.


EQUIPO DE INVESTIGADORES

AUTORES INSTITUCION
Andrés Felipe Escala Astorquiza Departamento de Astronomía, Universidad de Chile.

“Una de las ventajas de la fórmula encontrada para el consumo energético de los seres vivos a lo largo de su existencia, es que se puede estimar cuánto subiría el consumo energético de los organismos vivos a medida que sube la temperatura de la tierra, importante en contexto del calentamiento global actual. Por ejemplo, en el caso de los organismos de «sangre fría» como reptiles, insectos o peces, su consumo energético subiría un 8.3% por cada grado Celsius que suba la temperatura en la tierra”, destaca Andrés Escala Astorquiza

Declara en las conclusiones de su investigación que: "Los futuros estudios teóricos y experimentales que investiguen el vínculo exacto entre el número constante Nr~108 de ciclos de respiración por vida y las tasas de producción de radicales libres (o alternativamente, otros subproductos del metabolismo) deberían arrojar luz sobre el origen del envejecimiento y la causa física de la mortalidad natural".


Texto Completo

Fuente

Fuente 1

Fuente 2